¿Y si las humanidades sirvieran para innovar?

Nacen los primeros grados universitarios que fusionan ciencias y humanidades para dar respuesta al perfil que buscan las empresas

1465569141_473015_1465579768_noticia_normal_recorte1La demanda de perfiles STEM crecerá un 14% hasta 2020 en Europa. Joan Sánchez

El gobernador republicano de Kentucky Matt Bervin sugirió el pasado enero que los estudiantes de la carrera de literatura francesa no deberían recibir becas del estado. Bervin argumentó que los alumnos de las llamadas liberal arts (en España los grados de letras) ya no encajan en el mercado laboral, no contribuyen al crecimiento de la economía y, por ello, los ciudadanos no tienen por qué pagar esa formación con sus impuestos.

La cruzada contra las humanidades en Europa no ha llegado a ese punto, pero hace tiempo que se les asigna un papel secundario. Diferentes organismos advierten desde hace años de la necesidad de formar a más estudiantes en las especialidades STEM (graduados en ciencias, tecnología, ingeniería y matemáticas). La semana pasada la comisaria belga de empleo, Marianne Thyssen, denunciaba que en un continente con más de 20 millones de parados no es admisible que el 40% de las empresas no encuentren trabajadores con habilidades para innovar.

Por primera vez en España, dos universidades han fusionado las ciencias y las humanidades en una carrera de cuatro años

Sin embargo, instituciones decanas en la formación de perfiles técnicos, como el Massachusetts Institute of Technology (MIT), señalan que muchos de los proyectos de ingeniería fallan porque no tienen en cuenta lo suficiente el contexto cultural. Por eso, sus alumnos están obligados a dedicar el 25% de sus horas de clase a asignaturas como literatura, idiomas, economía, música o historia. En una entrevista al diario Boston Globe en 2014, Deborah K. Fitzgerald, decana de la escuela de humanidades del MIT, explicaba que todos los restos que debe resolver la ingeniería, desde el cambio climático a las enfermedades o la pobreza, están ligados a realidades humanas.

Por primera vez en España, dos universidades han fusionado las ciencias y las humanidades en una carrera de cuatro años. La idea es formar a profesionales que puedan responder a los retos tecnológicos sin descuidar los conocimientos humanísticos. La última universidad en hacerlo ha sido la privada IE University que a partir de septiembre ofrecerá el Grado en Gestión de Sistemas de Información, o como ellos lo definen, un programa en tecnología e innovación para crear el futuro digital. “Detectamos una brecha entre lo que necesitan las compañías y lo que proporciona el mundo académico”, explica Lee Newman, decano de la Escuela de Ciencias Humanas y Tecnología de IE University. “El entendimiento del ser humano y sus hábitos es clave para diseñar nuevos productos y servicios. El reto es aplicar la tecnología con sentido humanístico”.

 

estudiantes matriculados en grados

Su propuesta es un grado 100% en inglés en el que se emplea una pedagogía encaminada a entrenar la creatividad y la capacidad de innovar con métodos como el Design Thinking, aprendizaje basado en experiencias reales y no en lecciones magistrales. Los alumnos aprenden programación, estadística, ciberseguridad, big data, contabilidad o marketing, siempre con el prisma del estudio y comprensión de las necesidades humanas. “No les enseñamos contabilidad de forma estándar con cálculo y el método del caso. Lo hacen aprendiendo a programar con Excel”, señala Teresa Ramos, directora del grado. En la asignatura de matemáticas, graban vídeos de tres minutos explicando las conclusiones de sus trabajos. “¿Cómo vas a presentar tus resultados? Los estudiantes tienen que aprender a comunicar desde el primer día de forma clara y directa”, dice Ramos.

Antes de la creación del grado, IE University estudió el perfil profesional de los fundadores de las 100 startups de mayor éxito en los últimos 20 años. En el 79% de los casos, había al menos uno de los miembros con conocimientos STEM, pero “sus innovaciones no eran el resultado de profundas investigaciones científicas, sino de la aplicación de las ciencias del comportamiento”, señala lee Newman.  “Queremos formar a los futuros líderes, a los que tendrán nuevas ideas y sabrán explicar a los técnicos como desarrollarlas”. El decano de IE University pone como ejemplo compañías como Amazon o Uber. Su intención no es competir con los ingenieros o matemáticos, sino formar a profesionales capaces de innovar entendiendo la parte técnica y de negocio.

La universidad pública Rey Juan Carlos fue la primera en poner en marcha un grado de esas características hace dos años. “Fuimos los primeros en España que fusionamos ciencias y humanidades. La tarea no fue fácil”, cuenta Esperanza Marcos, directora del Grado en Ciencias, Gestión e Ingeniería de Servicios. El diseño del programa académico, que realizaron conjuntamente con IBM, les llevó dos años, y las negociaciones con la Agencia Nacional de Evaluación de la Calidad y Acreditación (ANECA) otros dos. Esa fue la parte más complicada. “Costó mucho que entendieran la esencia del grado, a veces la burocracia frena la innovación”, relata Marcos.

En los dos primeros años están cursando la carrera 95 alumnos y la nota de corte para aceder es un 7,4. “Sabemos que el nombre no es el más atractivo, pero es un programa que prepara a los jóvenes para liderar el mundo tecnológico”, explica. Durante el diseño del grado uno de los docentes viajó durante tres meses a la sede de IBM en San José (California). Allí les recomendaron incluir de forma trasversal en todo el programa las habilidades personales, la inteligencia emocional, el liderazgo o el trabajo en equipo. IBM sigue colaborando en el grado con charlas y los estudiantes visitan sus centros en España para conocer su manera de trabajar. Otras dos empresas, Eulen y Meliá, también participan.

Además de programación o matemáticas, los alumnos aprenden historia, geografía, derecho o economía. “La clave es entender las cuestiones psicológicas y aplicar en función de eso los conocimientos técnicos”, añade Marcos.

Fuente: http://economia.elpais.com/economia/2016/06/10/actualidad/1465569141_473015.html

 

 

Club de lectura para familias: El libro del verano

Ya tenemos libro para verano, el elegido es: “El Libro de los Baltimore” de Joël Dicker.

(recordad que este libro no os lo podemos proporcionar)

 

el-libro-de-los-baltimore-joel-dicker-trabalibros

Han pasado ya ocho años desde el “Drama”, Marcus alinea todos sus sentidos enfocando al pasado para escrutarlo concienzudamente y tratar de sacar a la luz la verdadera historia acerca del declive de su familia.
De entre sus memorias de cuando era un muchacho, rescata la irresistible atracción que tuvo desde siempre por los Baltimore, que simbolizaban el mejor sueño americano, con sus fines de semana y sus veraneos solo para millonarios en los Hamptons y en Miami y sus escuelas para pijos.
Con el transcurso del tiempo, el destello y fascinación por los Baltimore se va apagando a medida que el “Drama”se prepara para manifestarse. Hasta el momento exacto en que todo su mundo se transforma sin ninguna posibilidad de vuelta atrás.

Joël Dicker

joel-dicker-foto

Joël Dicker nació en Ginebra (Suiza), el 16 de junio de 1985. Se graduó en Derecho por la Geneva University Law School.
Aunque anteriormente escribió un relato corto que fue premiado y publicado en una antología, su primera novela fue “Los últimos días de nuestros padres”, que también fue galardonada en el año 2010, y fue publicada en España en 2014, por la editorial Alfaguara.
Joël Dicker es internacionalmente conocido sobre todo por su segunda novela, “La verdad sobre el caso Harry Quebert”, que se publicó en España antes que la primera. Este libro fue muy bien recibido por la crítica y por el público, y fue premiado con el Goncourt des Lycéens (un  premio con un jurado de 2.000 estudiantes que eligen entre una selección de novelas presentadas al Premio Goncourt), y también recibió el Gran Premio de Novela de la Academia Francesa. Esta novela se tradujo a más de treinta lenguas y fue publicada en más de 45 países.
Esperamos que disfrutéis con la lectura de este libro y nos vemos al inicio del curso siguiente.
 
Buen verano y felices lecturas a todos.

Encuesta Club de lectura

tu_opinion1

Una vez concluidas las reuniones del club de lectura de este año es hora de valorar su funcionamiento, es importante que rellenes esta encuesta. Tu opinión es de gran utilidad para mejorar la calidad de esta actividad .

https://docs.google.com/forms/d/1o95UWNpk0MDrsDzYT5Klgc4lwqfIbUrhqKF9Lh22KWw/viewform?c=0&w=1&usp=mail_form_link

Este cuestionario es anónimo y por tanto rogamos que respondas con sinceridad y objetividad.

Novedades del mes

Ya contamos con las nuevas adquisiciones mensuales:

Novedades Mayo

 

La quinta Ola de Rick Yancey

fd9ff2_Rick_Yancey_feria_del_libro

Con la primera ola se esfumó la electricidad. La segunda ola inundó la Tierra. La tercera fue una masacre. La cuarta, una cacería.
Antes de la invasión de los Otros, Cassie era una adolescente más, cuya mayor preocupación era intentar conseguir que el chico guapo de la clase se fijase en ella. Ahora es una joven de dieciséis años que vaga sola por el bosque armada con un rifle M16 y una Luger, intentando robarle un día más de vida a la invasión alienígena. Después de la cuarta ola, nada es lo que parece, y Cassie sabe que si quiere sobrevivir, lo mejor es seguir dos reglas: uno, muévete sola; dos, no te fíes de nadie; porque, ¿quién le asegura que no es el último ser humano de la Tierra?
Sin embargo, aunque Cassie no lo sepa, aún quedan más como ella. Muy cerca se ha reunido un grupo de resistencia contra los Otros, duramente aleccionados por militares humanos supervivientes a las cuatro primeras olas. Allí se encuentra Zombie, un adolescente al que los invasores le ha arrebatado todo, desde su familia hasta su propio nombre. Solo le queda una cosa: su sed de venganza.

 

El emperador soy yo de Hugo Horiot

El emperador soy yo es un libro autobiográfico del escritor, actor y director francés Hugo Horiot.
Se trata del testimonio de un ya adulto Horiot acerca de su infancia y adolescencia. Sus pensamientos y sentimientos de un niño con Síndrome de Asperger y cómo descubre que es distinto a todos los que le rodean pero emprende un viaje para conocerse y aceptarse a sí mismo.
Autista, afectado por el síndrome de Asperger, Hugo Horiot da testimonio de sus vivencias, de su diferencia, de sus dificultades para expresarse, de su deseo de cambiar, hasta querer ser otro, y cambiar de nombre.
Este libro es una historia verdadera. El autorretrato de un niño encolerizado, que libra una guerra sin piedad contra sí mismo y contra los demás.

 

Vamos a comprar mentiras de José Manuel López Nicolás

Este libro quiere ser un “puñetazo en la mesa” para desmontar los abusos publicitarios que viene sufriendo el ciudadano en el campo de la alimentación y la cosmética.

Este libro no pretende decirle al lector lo que debe comprar o no. Nada más lejos de su objetivo. Lo que se persigue es contar al consumidor lo que dice la ciencia sobre la efectividad de famosos productos para que, con toda la información en la mano, pueda decidir qué opción elegir entre las muchas que ofrece el mercado. En este libro no solo se pone de manifiesto la verdad que esconden famosos productos alimentarios y cosméticos pertenecientes a las principales multinacionales, sino que ofrece propuestas de mejora, iniciativas que deben aplicar diferentes colectivos públicos y privados, para que el ciudadano, cuando vaya a los puntos de venta y centros comerciales, pueda estar seguro de que no le engañan.

 

La llave de Salomón de José Rodrigues dos Santos

“¿Qué sucede cuando morimos?” Es la pregunta a la que trata de responder el escritor portugués José Rodrigues dos Santos en su última novela, ‘La Llave de Salomón’, el libro más vendido del año pasado en Portugal

José Rodrigues es el autor portugués más leído en su país y con un público también consolidado fuera de sus fronteras. En total, ha vendido más de dos millones de ejemplares del total de 13 novelas que ya ha publicado.

‘La llave de Salomón’ trata un tema tan universal como es el de la muerte, y en concreto, lanza preguntas como “si tenemos alma, dónde está y qué sucede cuando nos morimos”. Pero José Rodrigues dos Santos, no trata este espinoso asunto “desde el punto de vista de las religiones, sino desde el punto de vista de la ciencia”.