Novedades de Diciembre

diciembre15

En el corazón del mar de Nathaniel  Philbrick

Nathaniel-Philbrick-xlarge corazon del mar.jpg

En 1819, el barco Essex zarpó del puerto de Nantucket, en la costa este de Estados Unidos, con el objetivo de cazar ballenas durante dos años. Quince meses después, mientras navegaba en pleno Pacífico, el barco fue atacado por una ballena gigante, y la tripulación se vio obligada a refugiarse en tres botes salvavidas. Fue entonces cuando empezó la tragedia: por temor a las tribus caníbales que se creía que poblaban las islas del Pacífico, emprendieron una travesía camino al este. Tres meses después, la tripulación del barco Dauphin vio un pequeño bote a la deriva en las costas de Sudamérica. Al acercarse, descubrió un montón de huesos humanos junto a dos supervivientes. El hambre había obligado a los marineros a comerse a sus propios compañeros. Nathaniel Philbrick relata en este libro una de las crónicas más trágicas y emocionantes de la historia marítima. La de unos hombres al borde del horror cuyo coraje y lucha por sobrevivir fueron más allá de cualquier límite imaginable.

 

¡Llegaron! de Fernando Vallejo

llegaron con autor

La nueva novela de uno de los escritores más burlones del idioma. «Una de las voces más personales, controvertidas y exuberantes de la literatura actual en español.» Jurado del Premio FIL de Literatura 2011 En las afueras de Medellín, a mitad de camino entre los pueblos de Envigado y Sabaneta y entre naranjos y limoneros, en la falda de una montaña se alzaba la finca de la infancia, Santa Anita, mirando hacia la carretera. Desde su corredor delantero los abuelos los veían venir. «¡Llegaron!», decían aterrados cuando en la primera curva aparecía el Fordcito atestado, como si fueran la plaga de la langosta. No. A Santa Anita no la tumbaron ellos, el narrador y sus hermanos: la tumbó el derrumbe de la montaña en que se alzaba, que en una temporada de lluvias se vino abajo y se la llevó. Hoy que el narrador tiene la edad de los abuelos, al recordar, los días turbios del presente se tiñen de un color azul.

Todo se puede entrenar de Toni Nadal

 

Todo se puede entrenar toma como base el deporte, pero no es un libro de deporte para deportistas. Como su propio título indica, «pone la pista» para el desarrollo de cualquier disciplina, física o intelectual, individual o colectiva. Y lo hace de un modo ameno, directo y sin circunloquios teóricos ininteligibles.

Toni Nadal, con un atrevimiento que sólo puede conceder la seguridad de la experiencia, asegura que el método de trabajo ideal es el no-método: cualquier táctica, delimitada por rigideces y dogmas, remite inevitablemente a situaciones de inadaptabilidad, y no sabe responder a ellas.

Asimismo, y a lo largo de las páginas del libro, Toni Nadal va repasando algunos de los aspectos en los que es necesario poner el foco para construir una historia de éxito, pero lo hace siempre desde la originalidad, escapando a las convicciones comunes y a la retórica de autoayuda biempensante: la ilusión, la perseverancia, la responsabilidad, la resistencia, la autoexigencia, la fidelidad a los propios principios y al propio equipo, la dimensión humana de los actos públicos…

La larga historia deportiva de Rafa Nadal, de la que Toni Nadal ha sido no sólo testigo privilegiado, sino en buena medida artífice, avala este recuento de cualidades, de metodologías heterodoxas y de virtudes integrales.

La nueva educación de César Bona

¿Por qué ya no son tan importantes los libros de texto? ¿Por qué hay que relativizar la importancia de los deberes? ¿Por qué se debe educar en empatía? ¿Por qué la educación debe estar por encima de todos los gobiernos? La nueva educación es el testimonio sincero y valioso de un maestro de hoy. «Cada niño es un univer so. Todos los niños son extraordinarios y no basta con llenarles la cabeza de datos, sino que hay que facilitarles herramientas como conocimiento, empatía, sensibilidad y resiliencia para que puedan salir fortalecidos de las situaciones adversas. Deben saber que si se proponen algo y luchan por ello, pueden conseguirlo, y que de ellos depende que el mundo sea un lugar mejor.» César Bona César Bona, uno de los cincuenta mejores maestros del mundo según el Global Teacher Prize, el llamado Premio Nobel de los profesores, nos aclara en este libro que ser maestro no es acomodar a los alumnos a unos planes de estudio: todo educador debe adaptarse al motor imparable y entusiasmado de un niño. Hay que motivarles, estimular su creatividad y aguijonear su curiosidad; porque los niños no son solo los adultos del mañana: son habitantes del presente.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s