COPOCUENTOS CATEGORÍA C

Aquí tenéis los copocuentos que han sido seleccionados en las diferentes categorías. Podéis pasar por la biblioteca para leerlo y votar. También podéis leerlos aquí y votar (al final de cada entrada está la opción de votar un copocuento de la categoría).

Disfruten de la lectura:

CATEGORÍA C

Profesores, padres, madres y personal no docente

C.1

 

Érase una vez…. Hubo una vez… Cuenta la leyenda…    Que había un Instituto que organizaba concursos de Copocuentos para alegrar y decorar la Navidad,….

Y quiso Santa y Los Reyes Magos conocer esos pequeños cuentos que a modo de copos decoraban la biblioteca escolar.

Ese año muchos niños, niñas, profes, padres, personal del centro habían participado y la biblioteca estaba llena de copocuentos que manifestaban su apuesta por contribuir a engalanar estas fiestas, con ideas, con disposición navideña, con participación educativa,

… Y la Navidad llegó al instituto y a Santa y a los Reyes Magos les gustó.

Cuando el centro retornó de sus peque vacaciones encontraron la biblioteca con copos grandes de nieve de verdad y con las letras de los cuentos flotando por todo el espacio a modo de baile navideño y así estuvo unos días para sorpresa y agrado de tod@s.

¡¡¡FELIZ COPONAVIDAD!!!

 

C.2

 

SENTIR LA NAVIDAD

 

Había una vez una  luna  blanca  que iluminaba la ciudad , vivía  una anciana  de aspecto un tanto raro, su rostro era blanco, con pelo largo y grisáceo con nariz aguileña y con harapos prendados con alfileres, llevaba un sombrero de papel de periódico .Vivía cerca de un arroylo que corría deprisa y que sin saber esa noche de luna blanca  se detuvo frente a su puerta, llevaba un mensaje, era la elegida para  ser la mensajera  y llevar a todos los hogares de aquella ciudad  un mensaje de paz y Amor por Navidad. Sorprendida, no sabia como lo iba a hacer porque la gente huía al verla, poco a poco se fue dejando querer  y se dio cuenta que la Navidad hay que sentirla para que exista, no son los adornos, es el calor que vuelve al corazón de las personas y las hace generosa para compartirla con otras personas.

 

 

C.3

 

Las familias suelen  reunirse en tiempo de Navidad y el espíritu de esta parece propiciar las muestras de cariño de los seres queridos, pero fue un 25 de diciembre cuando mi mujer decidió abandonarme. Quizás no tuvo mejor forma de encontrar una nueva existencia para el año que estaba por comenzar. Sin embargo, fui yo el que  realmente cambió de vida; cambié de casa, de cama, de coche, de asistenta inexistente… Todo sufrió una transformación a mi alrededor. Así resultó que empecé a pasar más tiempo con mis hijos, descubrí otras aficiones nunca imaginadas y mi antigua asistenta, para mi sorpresa, ocupó un día mi nueva cama.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s